HCM

La organización líquida: fluyendo a la velocidad del cambio

Un mundo en constante y rápido cambio llama a las organizaciones a ser más fluidas y líquidas. Se le llama organización líquida a una organización que fluye con agilidad, flexibilidad, es rápida para adaptarse y reinventarse e innovadora en sus procesos.

Las estructuras flexibles y horizontales de este tipo de organización permiten la aplicación de métodos de trabajo ágiles que, a su vez, facilitan la toma de decisiones rápida gracias a esquemas de trabajo, coordinación y comunicación que conectan al equipo, esté donde esté.

La organización líquida es, además, ambidiestra: es capaz de aprovechar las oportunidades actuales de manera eficiente, al mismo tiempo que explora nuevas oportunidades y desarrolla capacidades para el futuro.

El factor más crítico de la organización líquida es su capital humano: las personas son el centro de la empresa y por ello el reclutamiento, la retención y capacitación del talento son una constante, en una cultura en la que los colaboradores son reconocidos no tanto por el puesto que ocupan, sino por sus capacidades.

“No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, como el agua. (…). Sé como el agua, amigo, el agua que corre nunca se estanca; así es que hay que seguir fluyendo”. – Bruce Lee

Ventajas de una organización líquida

Las organizaciones líquidas aportan muchas ventajas:

Facilita la adaptación de los recursos:  Este tipo de organización tiene la capacidad de adaptarse continuamente a las necesidades de los clientes y su entorno empresarial, ya que sus estructuras son flexibles. Pueden lidiar rápidamente con el crecimiento y el cambio gracias a una mentalidad ya implantada en sus líderes y sus colaboradores.

Fomenta la colaboración : Los equipos se articulan combinando capacidades para lograr objetivos generando una mentalidad comunitaria.

Mejora la toma de decisiones: El método de trabajo que adopta una organización líquida se basa en la experimentación. Esto aporta un conocimiento constante que facilita una toma de decisiones más ágil y rápida, ahora informada por datos.

Aumenta la competitividad: la adaptación rápida al cambio que se logra en una organización fluida le permite ser más innovadora, más eficiente y, como resultado, más competitiva.

Genera oportunidades de desarrollo:  El rol de ciertos colaboradores puede cambiar para permitir la adaptación de la empresa al cambio. Esto lo expone a nuevos retos y conocimientos que, a su vez, le abre las puertas a nuevas avenidas de desarrollo.

Apuntala la sostenibilidad de la organización: Si el capital humano de la empresa es fluido, el equipo puede moldearse a las exigencias del futuro, aprendiendo y reaprendiendo para adaptar sus perfiles para nuevos roles para formar parte de un equipo consolidado y resiliente a pesar de la constante evolución del negocio y/o del mercado.

Fomenta la innovación: La estructura flexible de una organización líquida permite a su talento compartir conocimientos e ideas en sus equipos y fuera de ellos, sirviendo así como catalizadores de innovación.

Mejora la Experiencia del Colaborador y la Experiencia del Cliente: La adaptabilidad y la flexibilidad de una organización líquida tiene un impacto importante en las experiencias del colaborador y del cliente. Un cultura ágil es estimulante para el colaborador quien encuentra en ella los recursos para innovar y resolver problemas del cliente con mayor eficiencia, además de generar mejores soluciones, servicios y productos centrados en él.

Tecnología para gestionar el capital humano

Queda claro que, en una organización líquida, los procesos de Gestión de Capital Humano deben ser tan ágiles y fluidos como la empresa aspira a ser.

Los equipos de Capital Humano deben entonces considerar un viaje del colaborador donde, de extremo a extremo, deberán estar prestos y preparados para acompañar al colaborador en su adaptación con planes de comunicación y capacitación adecuados. Deberán, además, tener la capacidad de poder reclutar al talento que reúna las cualidades que un colaborador debe tener para ser parte de una organización adaptable al cambio.

Nada de lo anterior es posible sin una solución potente de Gestión de Capital Humano que considere todos los ciclos del viaje del colaborador y que permita automatizar y llevar a cabo con mayor agilidad y eficiencia los procesos de Recursos Humanos y que, además, les aporte visibilidad de cada colaborador y su ruta.

Contáctanos para presentarte Exactus HCM, la solución integral de Gestión de Capital Humano que le permitirá a tu empresa fluir al ritmo del cambio.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

eighteen − three =