Desde el inicio de la crisis generada por el Covid-19, las empresas se han visto obligadas a acelerar diversas transformaciones para incrementar su capacidad de respuesta al impacto de la pandemia. El CFO se convirtió en un líder en gestión de crisis y al mismo tiempo en un socio del CEO, aportando a decisiones estratégicas

Gracias a la Analítica Aumentada, las empresas pueden manejar la complejidad y la escala de los datos con los que se ven inundados diariamente al ayudar a preparar, administrar, analizar e informar sobre ellos para que las decisiones del negocio puedan tomarse oportunamente.

A medida que el mercado se digitaliza, la cantidad de datos a los que tiene acceso un negocio crece y se enriquece junto con la necesidad de la empresa de contar con nuevas y eficientes formas de extraer valor de ellos. La evolución de las empresas hacia una cultura data driven pasa por tomar conciencia

Una solución analítica de planeamiento financiero pone fin a los interminables esfuerzos por consolidar información de diversas áreas y locaciones y trabajar grandes cantidades de hojas de cálculo, tarea aun más retadora y sujeta a errores debido al trabajo remoto.

El CFO 3.0 es ‘data-driven’, es un visionario que impulsa la transformación digital de su empresa basándose en datos y que se apoya en la tecnología para potenciar su función y adquirir una mirada holística del negocio a través de datos históricos y actuales para poder construir escenarios a futuro.

TOP