ERP

Eligiendo un ERP | El Equilibrio entre Rentabilidad y Funcionalidad

El contexto digital en el que se desarrollan los negocios hoy en día hacen que la gestión eficiente de los recursos empresariales constituyan una prioridad para las organizaciones que buscan mantenerse competitivas en un mercado cada vez más dinámico y exigente.

La elección del Sistema de Planificación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés) adecuado es determinante para el crecimiento sostenible de las empresas. Sin embargo, tomar una decisión informada requiere de más que solo considerar las características y funcionalidades de diferentes opciones. Analizar el costo-beneficio y elegir una opción que aporta tanto funcionalidad como rentabilidad le ayuda a las empresas a maximizar el retorno de la inversión en un ERP.

El ERP como motor de eficiencia

Los sistemas ERP integran y automatizan una variedad de procesos empresariales, desde la gestión de inventario y compras hasta la contabilidad y recursos humanos. Esta integración promueve la eficiencia al eliminar la redundancia de datos, agilizar las operaciones y proporcionar una visión holística de la organización. Sin embargo, la implementación de un ERP no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que implica inversiones significativas en términos de tiempo, dinero y recursos.

Análisis Costo-Beneficio: Encontrando un equilibrio entre rentabilidad y funcionalidad

El análisis costo-beneficio permite a las empresas evaluar si los beneficios esperados de un ERP superan sus costos asociados. Este enfoque sistemático involucra la identificación, cuantificación y comparación de los costos y beneficios relevantes a lo largo del ciclo de vida del sistema. Al considerar tanto los costos iniciales como los costos de mantenimiento y actualización, junto con los beneficios potenciales como la mejora de la productividad, la reducción de errores y el acceso a información en tiempo real, las organizaciones pueden tomar decisiones más informadas y fundamentadas.

En la evaluación de un ERP, es crucial encontrar un equilibrio entre el costo, la rentabilidad y la funcionalidad. Si bien es tentador optar por soluciones más económicas, optar por una solución de menor costo pero limitada en funcionalidades puede resultar en una menor eficiencia y productividad a largo plazo. Por otro lado, invertir en un ERP con funcionalidades excesivas puede generar costos innecesarios y complicar la implementación y el mantenimiento. Por lo tanto, es fundamental encontrar un equilibrio que asegure la rentabilidad junto con la satisfacción de las necesidades operativas y estratégicas de la organización.

¿Cómo realizar el análisis costo-beneficio?

Realizar un análisis costo-beneficio al evaluar la compra de un ERP (Enterprise Resource Planning) es fundamental para tomar una decisión informada y estratégica. Este es un enfoque general sobre cómo llevar a cabo este análisis:

Identifica los costos involucrados:
  • Costo de adquisición del ERP: El precio de la licencia del software.
  • Costos de implementación: Incluye consultoría, personal interno dedicado, capacitación y personalización del software.
  • Costos de hardware: Si es necesario actualizar o adquirir nuevo hardware para el funcionamiento del ERP.
  • Costos de mantenimiento: Tarifas de soporte técnico, actualizaciones, y otros gastos recurrentes.
  • Costos ocultos: Costos imprevistos que podrían surgir durante la implementación o después de la adquisición del ERP.
Identifica los beneficios esperados
  • Eficiencia operativa: ¿El ERP mejorará los procesos empresariales existentes y reducirá los tiempos de ejecución?
  • Mejora de la toma de decisiones: ¿El sistema proporcionará información en tiempo real y análisis avanzados para facilitar la toma de decisiones estratégicas?
  • Reducción de costos: ¿Se esperan ahorros en áreas como inventario, gestión de proyectos, mano de obra, etc.?
  • Mejora en la calidad del servicio: ¿El ERP ayudará a mejorar la satisfacción del cliente al ofrecer mejores servicios y tiempos de respuesta?
  • Escalabilidad y adaptabilidad: ¿El sistema permitirá que la empresa crezca y se adapte fácilmente a los cambios del mercado?
Cuantifica los costos y beneficios
  • Para los costos, asegúrate de incluir todos los gastos directos e indirectos asociados con la adquisición e implementación del ERP.
  • Para los beneficios, intenta cuantificar tanto los ahorros monetarios como los beneficios cualitativos tanto como sea posible. Por ejemplo, si el ERP reduce los tiempos de producción, estima cuánto tiempo y dinero se ahorrará.
  • Utiliza proyecciones financieras realistas basadas en datos históricos y supuestos razonables.

Calcula el retorno de la inversión (ROI)
  • El ROI se calcula dividiendo los beneficios netos obtenidos de la inversión por el costo total de la inversión y multiplicando por 100 para obtener un porcentaje.
  • La fórmula es: ROI = ((Beneficios Netos – Costo Total de la Inversión) / Costo Total de la Inversión) * 100.
Evalúa el periodo de recuperación de la inversión:
  • Este indicador muestra el tiempo necesario para recuperar la inversión inicial.
  • Se calcula dividiendo el costo total de la inversión por los ahorros anuales esperados o beneficios adicionales.
Considera el riesgo y la incertidumbre
  • Evalúa los riesgos asociados con la implementación del ERP y cómo podrían afectar los costos y beneficios previstos.
  • Realiza un análisis de sensibilidad para identificar cómo variaciones en los supuestos clave podrían afectar el resultado final.

Toma una decisión informada:
  • Revisa los resultados del análisis costo-beneficio y considera otros factores relevantes, como la estrategia empresarial, la capacidad de la empresa para gestionar el cambio y las necesidades específicas del negocio.
  • Comunica los hallazgos y recomendaciones a todas las partes interesadas involucradas en el proceso de toma de decisiones.


Al realizar un análisis costo-beneficio exhaustivo, estarás en una mejor posición para determinar si la adquisición de un ERP es una inversión viable y estratégica para tu empresa.


Más allá de la funcionalidad: El valor de la experiencia

En la evaluación del mejor ERP para adquirir, es común que las empresas pasen por alto el valor añadido de contar con un implementador calificado y un equipo de soporte local experimentado.

Estos elementos son fundamentales para garantizar una implementación exitosa y un funcionamiento sin contratiempos del sistema. Un implementador con experiencia posee un profundo conocimiento del software, cuenta con metodología de gestión de proyectos y está en capacidad de ofrecer orientación experta durante todo el proceso de implementación.

Del mismo modo, un equipo de soporte local puede proporcionar asistencia en caso de problemas o consultas, lo que minimiza el tiempo de inactividad y asegura una respuesta rápida y eficaz a las necesidades del cliente.

En BCTS Consulting contamos con más de 20 años implementando Exactus ERP exitosamente en empresas líderes en sus sectores gracias a la experiencia de un equipo altamente calificado.

Contáctanos para presentarte Exactus ERP y despejar cualquier duda que tengas sobre los beneficios y funcionalidades que te puede aportar el ERP.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × 5 =

Contáctanos
Scan the code
Atención al cliente
Hola
👋Gracias por contactar a BCTS Consulting
¿Cómo podemos ayudarte?