Una cultura data driven adopta el uso de datos en la toma de decisiones. Al hacer que estos estén ampliamente disponibles y accesibles a lo largo de toda la organización, el dato se convierte en un activo estratégico de la empresa.

El proceso para implementar machine learning e IA puede tomar mucho tiempo, recursos y suponer muchos errores y altos costos si no se lleva de manera adecuada.

TOP