WMS

¿WMS o Módulo de Gestión de Inventarios de tu ERP? Una decisión estratégica para optimizar tu operación

La decisión de dar el salto en el uso del Módulo de Gestión de Inventarios de un Sistema de Gestión de Recursos Empresariales (ERP por sus siglas en inglés) a un Sistema de Gestión de Almacenes (WMS por sus siglas en inglés) dependerá de varios factores específicos de tu negocio y de tus necesidades operativas.

Por ejemplo, si tu empresa maneja operaciones logísticas y de almacenamiento complejas que van más allá de las capacidades básicas de un módulo de inventario de ERP, un WMS será mucho más beneficioso por sus funcionalidades específicas pues un WMS está diseñado especialmente para gestionar y optimizar las operaciones de almacén, como el picking, embalaje, el espacio físico y la administración de ubicaciones de almacenamiento.

Optar por un WMS sobre el módulo de inventarios de un ERP ofrece ventajas significativas y estratégicas, como una mayor eficiencia operativa y precisión en el inventario, el uso de tecnologías más avanzadas y automatización de procesos para optimizar el almacenamiento, reducción de costos operativos y mejora en la gestión del inventario y el servicio al cliente.

Utilizar tecnologías integradas de Radio Frecuencia y Voz

Si estás buscando implementar tecnologías avanzadas, como la automatización de almacenes, picking por voz, RFID o sistemas de visión, un WMS ofrecerá una integración nativa, más fácil y eficiente que un módulo de inventario de ERP. Al combinar tecnologías de RFID y Voz, las empresas pueden crear sistemas integrados que maximizan los beneficios de ambas. Esto puede resultar en un almacén más eficiente, preciso y adaptable a las demandas cambiantes del mercado.

La implementación de Tecnologías de Radio Frecuencia (RFID) y Voz en un almacén ofrece diversas ventajas que mejoran la eficiencia y la precisión de las operaciones. RFID permite un seguimiento en tiempo real y preciso de los artículos en el almacén, reduciendo los errores de inventario y mejorando la visibilidad de la cadena de suministro. Además, facilita la automatización de procesos como la recepción de mercancías, el picking y el embalaje, agilizando las operaciones y reduciendo el ingreso manual de datos.

La tecnología de voz, por otro lado, es especialmente útil en operaciones de picking. Los trabajadores reciben instrucciones a través de auriculares y confirman las acciones verbalmente, mejorando la precisión y la velocidad del proceso. Al utilizar comandos de voz, los trabajadores pueden realizar tareas sin necesidad de sostener dispositivos, mejorando la movilidad y reduciendo la necesidad de equipos adicionales.

Trabajar con múltiples métodos de recepción en almacén

Un Sistema de Gestión de Almacenes (WMS) utiliza varios métodos de recepción para registrar la entrada de mercancías al almacén permitiendo trabajar con Recepción manual, Recepción con código de barras, Recepción con RFID, Recepción por lotes, Recepción con sistema de voz, Recepción a través de sistemas EDI, Cross-docking y Recepción en muelle de carga.

Aplicar reglas de acomodo, asignación y resurtido

A medida que el volumen de inventarios y la cantidad de SKU (Unidades de Mantenimiento de Stock) y la complejidad del almacén aumentan, será más eficiente y efectivo utilizar un WMS dedicado. Los WMS están preparados para manejar grandes volúmenes de productos y realizar un seguimiento preciso de la ubicación de cada artículo en el almacén.

Las reglas de acomodo, asignación y resurtido son principios y procedimientos establecidos para organizar y gestionar eficientemente el almacenamiento de productos en un almacén. Estas reglas son esenciales para garantizar una distribución ordenada de los productos, facilitar la recuperación rápida de los artículos y optimizar la gestión del inventario.

La implementación adecuada de reglas de acomodo, asignación y resurtido puede mejorar la precisión del inventario, reducir los tiempos de búsqueda y agilizar los procesos de almacenamiento y despacho. Además, con el uso de Sistemas de Gestión de Almacenes (WMS), estas reglas pueden ser aplicadas y monitoreadas de manera más efectiva para optimizar la eficiencia y la productividad.

Planeación del trabajo por olas

La planificación de trabajo por olas, también conocida como “wave planning” en inglés, es un enfoque estratégico utilizado en la gestión de almacenes para organizar y programar eficientemente las actividades operativas. Este método implica agrupar tareas similares o relacionadas en períodos de tiempo designados, llamados “olas” (waves), para optimizar la ejecución de las operaciones diarias. Algunos aspectos clave de la planificación de trabajo por olas en un almacén son la agrupación de tareas, la asignación de recursos, la optimización de rutas, la programación predictiva, la gestión de prioridades y el seguimiento y ajuste del proceso.

La planificación de trabajo por olas es particularmente valiosa en almacenes con operaciones dinámicas y diversas, ya que proporciona una estructura organizativa que mejora la productividad y la eficiencia. La implementación exitosa de este enfoque a menudo se apoya en sistemas avanzados de gestión de almacenes (WMS) y tecnologías de automatización más allá que solo el uso de un Módulo de gestión de inventarios de un ERP.

Permite trabajar con múltiples métodos de surtido y resurtido

En un almacén, el surtido y resurtido se refieren a la selección y reposición de productos en las ubicaciones de almacenamiento. La implementación de múltiples métodos de surtido y resurtido permite adaptarse a diversas necesidades operativas y mejorar la eficiencia. Un WMS desempeña un papel fundamental en la planificación, ejecución y optimización de estos procesos. Los métodos comunes de surtido son el Surtido por Orden de Venta, el Surtido por Zona o Pasillo y el Surtido por Lote o Grupo de Productos mientras que los método de resurtido más aplicados son: el Resurtido Continuo, el Resurtido por Demanda, el Resurtido Justo a Tiempo.

Los múltiples métodos de surtido y resurtido en un almacén, respaldados por un WMS, contribuyen a una gestión eficiente del inventario y a la mejora de la cadena de suministro al garantizar que los productos estén disponibles cuando y donde se necesiten.

Gestión de tareas y mano de obra

Un WMS destaca en la gestión de mano de obra en almacenes en comparación con el Módulo de gestión de inventarios de un ERP gracias a su enfoque especializado. Diseñado para abordar desafíos específicos de la gestión de almacenes, ofrece optimización de rutas y tareas con algoritmos avanzados. Además, proporciona planificación y programación específicas para el almacén, permitiendo una mayor precisión. Con seguimiento en tiempo real, visibilidad inmediata y control de inventario detallado, el WMS supera en eficacia al módulo de inventarios de un ERP. Su capacidad para gestionar tareas específicas del almacén, como recepción, picking y despacho, brinda una eficiencia adicional, aspectos que un ERP puede no abordar de manera tan especializada.

Optimización de espacio

Un WMS se destaca en la optimización del espacio en el almacén al proporcionar herramientas especializadas, algoritmos avanzados y funciones específicas que van más allá de las capacidades generales de un ERP. La gestión efectiva del espacio es esencial para mejorar la eficiencia operativa y reducir costos en un entorno de almacenamiento.

Un WMS supera al módulo de inventarios de un ERP en la optimización del espacio del almacén. Diseñado específicamente para la gestión de almacenes, el WMS utiliza funciones avanzadas para asignar SKU y ubicaciones de manera eficiente, optimizando el picking y el reabastecimiento. Permite la configuración dinámica del almacén, considera alturas y pallets, y proporciona análisis en tiempo real para minimizar espacios vacíos y evitar excesos. En contraste, el módulo de inventarios de un ERP, aunque maneja información general del inventario, carece de las herramientas especializadas necesarias para una gestión eficiente y estratégica del espacio en el almacén.

Tanto los Módulos de gestión de inventarios de los ERP como los WMS son herramientas esenciales para la administración de un almacén, pero están diseñados para abordar diferentes aspectos de la gestión empresarial. Mientras que un ERP se centra en la planificación de recursos a nivel empresarial, el WMS se especializa en la gestión eficiente de las operaciones del almacén con funcionalidades específicas para ese fin.

Descarga el eBook: Cuatro formas en las que un WMS en la nube ofrece un mayor retorno de inversión que solo un ERP y contáctanos para reunirnos y presentarte a detalle los beneficios de implementar un WMS en tu almacén.

Contacto: contacto@bctsconsulting.com | +51 997 500 500

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ten − 10 =

Contáctanos
Scan the code
Atención al cliente
Hola
👋Gracias por contactar a BCTS Consulting
¿Cómo podemos ayudarte?