WMS

El rol crítico de la gestión de almacenes en la conservación de la cadena de frío

Los Sistemas de Gestión de Almacenes (WMS) tienen un papel crucial en el funcionamiento eficiente de un almacén de productos perecibles que requieren almacenamiento en frío a una temperatura constante determinada para mantener la calidad del producto. 

Los nuevos hábitos de consumo están generando una creciente demanda de productos frescos y generando la necesidad de poder contar con almacenamiento de productos perecederos como las verduras, las carnes, los pescados y mariscos, los lácteos, los medicamentos, las vacunas y algunos cosméticos. 

Esto hace crítico poder contar con un WMS efectivo que pueda manejar los retos particulares de un entorno de almacenamiento en frío y cumplir con las Buenas Prácticas de Almacenamiento (BPA) requeridas por autoridades como la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) y la — Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID).

Un almacén en frío es una instalación especializada que mantiene un ambiente de temperatura controlada – sea para refrigeración o congelamiento – para almacenar productos perecibles como alimentos, productos farmacéuticos y otros productos sensibles a la temperatura. El ambiente controlado es necesario para mantener la calidad y seguridad de los productos almacenados. 

¿Cómo ayuda Un WMS a mantener la cadena de frío?

Un WMS es un software que gestiona y optimiza el flujo de mercancías a través del almacén, desde la recepción de mercancías hasta su envío. Como parte clave de la cadena de frío, un WMS proporciona visibilidad y control en tiempo real sobre las operaciones del almacén en frío, lo que permite al supervisor del almacén tomar decisiones informadas y oportunas para  optimizar el uso de los recursos, incluyendo el espacio, la mano de obra y los equipos.

Al gestionar el almacén eficientemente con un WMS, gracias a que permite la automatización de las decisiones y del movimiento de inventario, el riesgo de deterioro de los productos se reduce. Esto permite que los productos perecibles lleguen sin pérdida de calidad al distribuidor, a la tienda y, finalmente, al consumidor. Todo lo anterior sin exponer la salud de quien consume los productos perecibles o que requieren de temperaturas bajas para conservar su calidad óptima.

Un WMS hace posible aplicar estrategias apropiadas de gestión de almacenes en frío como, por ejemplo:

Establecer que cada producto necesita tener registrada su temperatura de entrada/salida. Es importante controlar la temperatura de los productos al ingresar y salir del almacén pues muchos productos perecederos son sensibles a las fluctuaciones de temperatura, lo que puede resultar en su rápido deterioro si se almacenan a temperaturas inadecuadas.

Estrategia de movimiento automático. Permite que los productos se dirijan automáticamente a lugares fríos según la temperatura en la que se reciben los productos. Nuevamente, esto permite proteger la calidad y seguridad de los productos para evitar la proliferación de bacterias y la descomposición de los mismos, en el caso de alimentos perecibles. En otros productos como medicinas esto evita poner en riesgo la salud de los consumidores y generar pérdidas económicas y reputacionales para la empresa.

Configurar el tiempo de permanencia. Con un WMS como es posible configurar el tiempo necesario para que cada producto permanezca en las áreas frías y luego crear automáticamente un movimiento de inventario.

Configurar el cumplimiento del proveedor y registrar la calidad de los productos recibidos por origen.

Automatizar la distribución de tareas y busca optimizar los setups y tiempos de ejecución, de esa manera los trabajadores en cada cámara de frío no permanecen en por períodos extendidos de tiempo. mejorando así  la eficiencia y velando por la seguridad de los trabajadores.

Trazabilidad de las actividades en áreas frías. La trazabilidad de las actividades en áreas frías en los almacenes es esencial para garantizar la seguridad alimentaria, el control de calidad, el cumplimiento normativo y la gestión de inventarios en los almacenes de alimentos y bebidas.

La inversión en la gestión eficaz de un almacén de almacenamiento en frío es esencial para garantizar la calidad y seguridad de los productos almacenados. 

Al contar con un WMS apropiado para un almacén en el que se debe mantener la cadena de frío, se puede mejorar su operación, reducir errores y costos, mantener la seguridad de los trabajadores, evitar riesgos operativos y reputacionales, reducir el desperdicio de productos y mejorar la eficiencia de la cadena de suministro en general. 

Conoce más sobre cómo el WMS de nuestro partner Infor puede ayudarle a tu empresa a mantener la integridad de la calidad de los productos perecibles. Descarga el brochure y solicita una presentación personalizada a:

Marcial Rojo | SCM Business Development Manager | marcial.rojo@bctsconsulting.com | +51.994830308, +1.954.3108996

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − three =

Contáctanos
Scan the code
Atención al cliente
Hola
👋Gracias por contactar a BCTS Consulting
¿Cómo podemos ayudarte?